Aumento de salario mínimo y auxilio de transporte en Colombia en 2018

Para este año 2018 el aumento de salario mínimo en Colombia subió en un 5,9 por ciento, ya que tanto el Gobierno Nacional, los empresarios como las centrales obreras acordaron el incremento de 43.528 para el salario mínimo, luego de que dicha mesa tripartita llegará a la negociación en una reunión extraordinaria que logró la concertación entre las partes.

Este es un logro alcanzado luego de que se realizaran cinco reuniones de la comisión permanente de negociación del salario mínimo, la cual concluyó con la divulgación de la decisión del Ministerio de Trabajo, donde se fijó el incremento del pago mínimo para los trabajadores formales en $781.242 y un subsidio de transporte de $88.211.

El auxilio de transporte quedó incrementado para el 2018 en un 6,1 por ciento, ya que el incremento de 5,9 por ciento es para el salario mínimo y representa una suma de $43.528 a los $737.717 al mes que se tenían como salario mínimo vigente para el año pasado.

Beneficiados 2,5 millones trabajadores

Es un avance producto de negociaciones naturalmente complejas ya que beneficia a un gran número de ciudadanos, pero afortunadamente llegaron a acuerdos en el tema del salario mínimo de manera concertada entre las partes, lo que beneficia a más de 2,5 millones tanto de trabajadores como de pensionados colombianos que devengan el mínimo.

En ese sentido, por decreto el auxilio de transporte quedó aumentado para este año en un 6,1 por ciento, luego de varias propuestas, diferentes argumentos y críticas. Pero, en documento del Banco de la República también se ha propuesto que se vuelva al salario mínimo diferencial por regiones, como había por departamentos y tamaño de las empresas.

Desde 1983 la Corte Constitucional ordenó que se tuviera un único salario mínimo en todo el país, pero se presenta dicha propuesta en el debate cuando los trabajadores discutían el pago de 13 puntos de productividad durante los últimos diez años y se comparó con que en el 2018 se presenta con un punto porcentual adicional al incremento de salario mínimo.

En ese momento, los representantes sindicales lanzaron la advertencia de que la reforma en los tributos les ha restado capacidad de compra a los trabajadores y familias colombianas, con la adicional inflación, factores que consideran que influyeron para que finalmente disminuyera y pasará desde 8,9 por ciento en julio de 2016 a un 4 por ciento en 2017.

Por otra parte, desde los sindicatos igualmente se argumentó que dicha reforma más las altas tasas de interés y la falta de seguridad del consumidor han contribuido a la desaceleración económica por lo que habían solicitado un salario mínimo con aumento entre el 7 y el 9 por ciento.

Los empresarios estiman que los efectos de la desaceleración de la economía les restan capacidad de pago para con sus trabajadores y falta de una productividad que el departamento Nacional de Planeación calculó en su momento del -0,24 por ciento. Es por ello que el auxilio del transporte quedó finalmente fijado en 88.211 para 2018.

Subsidio para la movilización de los empleados

Aumento de salario mínimo
Aumento de salario mínimo

Siendo el auxilio de transporte una figura que se creó en la Ley 15 de 1959 y que está reglamentada por el decreto 1258 de ese mismo año, hay que enfatizar que tiene por objetivo subsidiar el costo de la movilización de los empleados desde sus casas hasta sus lugares de trabajo.

Se ha reiterado que este subsidio se paga sólo a los trabajadores que devengan hasta dos salarios mínimos vigentes al mes. Es un pago que no forma parte del salario, ya que constituyen ingresos para el empleado motivados a cumplir con el fin de facilitar al empleado que llegue sin mayores inconvenientes al trabajo diariamente.

No es una remuneración por el trabajo de los empleados ya que es un auxilio para que lleguen hasta sus sitios de labores. Es un pago que genera muchas inquietudes, dada la complejidad de las relaciones laborales entre empleadores y empleados.

Auxilio de transporte quincenal

Como el ejemplo de quienes cobran quincenalmente por el concepto de sus trabajos, donde las empresas por lo general, cancelan el auxilio de transporte en un 50 por ciento en cada una para completar la cantidad de dinero que correspondería mensualmente, siempre y cuando no preste el servicio de transporte físico, ya que no tendría que pagar el subsidio.

Pero, la dificultad se presenta cuando se presenta el caso de que un trabajador o varios de ellos superen los dos salarios mínimos mensuales vigentes en la segunda mitad del periodo salarial de un mes y el empleador entonces no estaría en la obligación legal de cancelar el pago por dicho concepto.

Se presentan incluso ciertos casos donde los empleadores, pueden no cancelar el segundo 50 por ciento que estaría pendiente, sino que descuentan la mitad de este subsidio que fue cancelada en la primera quincena, ya que este cálculo debe realizarse en relación al monto del salario percibido al mes completo, es decir a la suma de ambas quincenas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *