Auxilio de transporte en Colombia 1

Auxilio de transporte en Colombia beneficia a 1.727.000 trabajadores

El Gobierno Nacional al realizar el anuncio del aumento del auxilio de transporte en 6,1 por ciento y pasa de $83.140 a $88.211 resaltó que con este incremento que se logró concertar se espera que se mejore el consumo en los hogares de Colombia y por lo tanto con que se mejore la economía del país.

Como es sabido, llegar a un acuerdo en la mesa de negociación entre los representantes de las empresas y de los sindicatos es un logro con un incremento que se consideró justo para el salario mínimo tomando en cuenta la situación económica del momento y las proyecciones del próximo.

Esta medida que se establece por decreto al porcentaje de incremento que reciben hoy en días cerca de 1.727.000 trabajadores que están remunerados con un salario mínimo en Colombia, según datos del Ministerio de Trabajo, luego de que la mesa de negociaciones se instalará el pasado 7 de diciembre de 2017 con la presentación de ofertas de ambas partes.

Negociaciones previas

A dicho escenario de negociación los representantes de las empresas fijaron una oferta de un 5,1 por ciento. Por su parte, los sindicalistas pedían entre un 10 por ciento, para luego llegar a un acuerdo concertado para el aumento del salario mínimo que se ha orientado a mantener el ingreso de los trabajadores y evitar efectos negativos en el empleo.

Quedando el subsidio de transporte en $88.211 mensuales, incrementándose la ayuda para el traslado de los trabajadores en un 6,1 por ciento, dicho aumento es considerado como poco por muchos colombianos, ya que el sueldo es bajo y que es necesario hacer actos de magia para saldar deudas y sobrevivir.

Pros y contras

Según consulta realizada por Noticias Caracol muchos trabajadores consultados mostraron su inconformidad con dicho incremento dado que consideran que tanto el aumento del salario mínimo como del auxilio de transporte es poco, en comparación a lo que gastan mensualmente.

Explicaron que los altos costos de la canasta familiar es una de las principales preocupaciones de los colombianos y que a esto se suma el costo e incremento de los pasajes de transporte público urbano y por supuesto el alza de la gasolina.

La consecuencia del salario mínimo modelo de 2018 fijado en 781.242 con aumento en un 5,9 por ciento más que el del 2017, ha puesto a los trabajadores y empresarios colombianos a sacar cuentas para ajustar sus presupuestos.

Han destacado los economistas como lo bueno que este año no se sentirá el efecto de la reforma tributaria como en 2017, cuando hubo aumento del Impuesto sobre las Ventas (IVA) el cual pasó del 16 al 19 por ciento.

Mientras que han registrado que una de las cuentas sacadas como prioritarias los obreros colombianos es que parte de que el aumento de este año es de 43.525 pesos mensuales, lo que significa 1.450 pesos diarios, deben rendir para enfrentar alzas en las tarifas de transporte urbano, Metro y de buses y colectivos, que rondan en 3,7%, 6,3% y 5%.

Se entiende el incremento de un 6,1 por ciento en el subsidio de transporte con el aumento del mínimo para este año como una necesidad que aumentará el bono de 83.140 pesos a 88.211 pesos.

Afortunadamente, se espera que se presente un bajo Índice de Precios al Consumidor (IPC) o en otras palabras baja inflación, que se espera termine en un 3,46 por ciento según la encuesta mensual de expectativas económicas del Banco de la República, la cual contiene la opinión de 43 expertos económicos del sistema financiero, instituciones y universidades.

Aumento de precios

Según el Sistema de Información de Precios y Abastecimiento del Sector Agropecuario del Dane, se han observado aumentos en las verduras como el repollo, zanahoria, arveja, apio, tomate y en frutas como naranja y uvas. Se produjeron importantes aumentos en los precios del pollo, atún y en cortes de carne de res y en tubérculos como papa, plátanos y yuca.

Por otra parte, otra manera de hacer las cuentas en la expectativa con la que a finales del año pasado reflejaron los colombianos en la Encuesta de Opinión al Consumidor de Fedesarrollo, las cuales se ubicaron en resultados negativos de un -10 por ciento, ya que solo 1 de 3 consumidores votaron por la opción buenos tiempos económicos por venir.

Por otra parte, el ajuste del salario mínimo y del subsidio de transporte es un referente para una serie de gastos y servicios, que incrementa por una parte el costo del seguro obligatorio de Accidentes de Tránsito (Soat). Así como, la cuota moderadora en las EPS, como las tarifas de los patios y grúas de las oficinas de tránsito. También, el aporte de la pensión.

Varios economistas ven un ajuste negativo, opinan que la pensión de los jubilados se ajuste por el IPC y no por el salario mínimo, ya que el salario mínimo siempre es mayor que la inflación que se presenta.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *