Cómo funciona el auxilio de transporte

Cómo funciona el auxilio de transporte para los empleados en Colombia

El auxilio de transporte es un aporte que se otorga a los trabajadores desde 1959, sin embargo aún existen dudas sobre esta modalidad de subsidio, por lo que hay que enfatizar que por medio de la Ley 15 del año mencionado y mediante los decretos 1258 de 1959, se subsidia el costo de movilización de los empleados desde sus hogares al trabajo. Por eso es importante saber cómo funciona el auxilio de transporte.

Hay que enfatizar que es un beneficio que se cancela aquellos trabajadores quienes devengan hasta dos salarios mínimos al mes. Durante este año el salario mínimo y auxilio de transporte quedó establecido por el Gobierno Nacional, en los decretos 2269 y 2270.

En ese sentido, a partir del primero de enero de este año el salario mínimo quedó estipulado en 781.242 pesos, mientras que el auxilio de transporte es de 88.211 pesos. Comparando este incremento salarial con el que se ha presentado en los últimos años, se registra que el año pasado estuvo en 737.717 pesos, en 2016 en 689.455 y en 2015 en 644.350 pesos.

Por su parte, los empleados que son beneficiados el costo de movilización de sus viviendas hasta sus trabajos y reciben el auxilio de transporte, están claros de que este no forma parte del salario, ya que no es parte de los ingresos de los empleados.

Solo es un beneficio que tiene por objeto que cada empleado llegue a realizar sus labores, pero no es una remuneración por su faena, por lo que tampoco es un concepto que se incluya como bases para el cálculo de los aportes parafiscales de los trabajadores, ni para su seguridad social.

Dudas sobre incidencias de este subsidio

En este punto se presenta una gran duda con respecto a las incidencias de este subsidio, ya que al no ser un factor tomado en cuenta como salario, la regla general debería ser que no se tenga en cuenta para salario para ningún efecto legal. Pero, según disposición legal, el auxilio de transporte debe tenerse en cuenta para el cálculo de prestaciones sociales.

Es una consecuencia del Artículo 7 de la Ley 1ra de 1.963, donde se expone que se considera que está incorporado al salario para todos los efectos de liquidación de las prestaciones sociales.

Además, en el aspecto tributario, el auxilio de transporte es un ingreso que se considera constitutivo de la renta y por lo tanto entra a ser parte de la base calculada para efectos de la retención en la fuente.

Es un criterio que muchos expertos consideran que no tiene sentido, ya que toman en cuenta que la retención en la fuente opera sola para los salarios altos y éste se trata de un subsidio para los trabajadores que devenguen menos o igual a dos salarios mínimos determinados por la Ley al mes.

Se están refiriendo a dos eventos contradictorios, explican algunos especialistas que nunca se presentará un caso en el que se deba aplicar una retención en la fuente relacionado con dicho pago.

Hasta dos salarios mínimos

El estado cada año y mediante decreto fija el monto de dicho auxilio, donde se destacan los términos generales de cómo se le cancelará a todo empleado que cuente con un sueldo de hasta dos salarios mínimos.

Sin embargo, al examinar con detenimiento al decreto que lo reglamente aún está en vigencia, los empleadores aplican que sí el empleado vive a menos de 1 kilómetro de su sitio de trabajo no tendrá derecho a cobrar el auxilio de transporte, situación similar a cuando la empresa presta el servicio de transporte a sus trabajadores.

¿Quiénes no cobran este auxilio?

Por razones obvias, este beneficio no se incluye para el cálculo del pago de las vacaciones y tampoco, para los aportes parafiscales ni para la seguridad social, pero sí en el caso de las prestaciones sociales, tal como se ha mencionado anteriormente.

También, existen dudas, como en el caso de que un trabajador que lo trasladan desde su casa hasta el lugar donde tomar transporte para llegar a su trabajo, le debiera corresponder el 100 por ciento del auxilio de transporte. Los expertos explican que sí se le debe cancelar igualmente dicho monto porque igualmente está usando transporte público para llegar.

Por otra parte, en el caso de que el trabajador facilite su vehículo para trasladarse de ida y vuelta de su casa al trabajo, el empleador no tiene la obligación de cancelar ningún monto por dicho beneficio, ya que este se facilita para cancelar el costo del transporte.

Igualmente, cuando un trabajador perciba un salario mínimo pero viva cerca de su trabajo, se considera que no requiere de mayor esfuerzo para llegar y seguramente la empresa considerará que no le corresponda cancelarse ese subsidio.

En los casos de los trabajadores del gremio de la salud que devenguen un salario que supera los dos salarios mínimos, tampoco le considerarán como un derecho el pago por auxilio de transporte, ya que este auxilio aplica tanto para el sector privado como para el público.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *